Elige Informado

No te prepares a última hora, sigue estos consejos para tener un mejor rendimiento en el proceso de admisión universitaria

Entrar a la universidad es uno de los pasos más importantes para muchos jóvenes de nuestro país. Pero para poder conseguirlo se necesita aprobar la Prueba de Selección Universitaria, más conocida como PSU. Para esto, tienes que estar preparado de manera teórica, práctica y psicológica, así tendrás un mejor rendimiento y no entrarás en un estrés académico que puede afectar tus estudios de enseñanza media. 

Pero, ¿cómo puedes prepararte para un mejor rendimiento?. Primero que nada debes tener en claro que no puedes hacerlo a última hora. Recuerda que la PSU medirá todos tus conocimientos de enseñanza media. La Prueba de Selección Universitaria (PSU) enfatiza el principio de que los estudiantes, durante la enseñanza media, deben adquirir ciertas competencias mínimas establecidas por el Ministerio de Educación (MINEDUC, 2005). 

Luego de esto, puedes seguir estos consejos que pueden aliviar tu rendimiento para el Proceso de Admisión.

  • Tener autoconfianza: Puede sonar banal pero es un factor importante en tu preparación psicológica. La autoconfianza son las autoevaluaciones del individuo sobre lo que se cree capaz de hacer. Y esta puede influir a partir de las experiencias, las cuales pueden ir variando a partir de cuatro fuentes principales de autoconfianza: las experiencias anteriores (éxitos o fracasos), la experiencia vicaria  (el aprendizaje por observación, modelamiento o imitación), la persuasión verbal (persuasión social) y los estados fisiológicos (ansiedad, estrés, fatiga) (Bandura, 1997).

  • Tener un buen NEM: El promedio de las notas de enseñanza media (NEM) es fundamental para poder ingresar a la universidad. Recuerda que, además de rendir las pruebas de la PSU, en las universidades te solicitarán esta nota, siendo parte de las ponderaciones de cada carrera. En relación con el punto anterior, estas notas son parte de experiencias anteriores donde un estudiante que obtiene altas calificaciones debería tener un mayor nivel de autoconfianza para enfrentar la PSU en comparación con otro que tiene bajas calificaciones.
dir-ernesto-vega
Ernesto Vega
Escuela de Medicina de la U. Finis Terrae

Así lo afirma, Ernesto Vega, doctor y director de la Escuela de Medicina de la U. Finis Terrae, “El NEM es fundamental y super importante, porque habla del esfuerzo continuo y sistemático del estudiante durante cuatro años de su vida. Hay que tener paciencia, no se juega todo en la prueba, sobre todo si tienen un NEM que los ha acompañado durante este tiempo”. 

  • ¡Organiza tus horarios y estudia!: La constancia es clave y sobre todo en el estudio. No se trata de dar el 100% en los estudios, recuerda que por lo general tienes otras responsabilidades, así que diseña un horario de estudio y cumple con ello. Además, debes considerar el descanso, así no generas estrés innecesario y relajas tu mente. Según los expertos de la Universidad de Cornell, una de las más prestigiosas de Estados Unidos, calculan que un alumno promedio debería pasar entre cuatro y seis horas al día dedicado a la lectura o a la realización de las tareas.

  • Apóyate con ensayos y material de estudio: Un ensayo PSU es uno de los mejores métodos para prepararte. Te da la posibilidad de ambientarte con la prueba, donde tendrás las mismas condiciones y horarios. Además de tener un acercamiento a los contenidos y preguntas de la PSU.
    Asimismo, los materiales y herramientas que se encuentran en línea pueden ser de gran apoyo. Uno de los más preparados son los Modelos de Prueba entregados por DEMRE, que consisten en cuadernillos similares a las pruebas PSU, con contenido simulado que corresponde a cada una de las cuatro aristas que abarca este proceso. En la misma plataforma de DERME podrás encontrar los temarios de las pruebas anteriores, las cuales podrán ser de ayuda para tu estudio.

  • Busca ayuda externa: Que estés estudiando solo no significa que no puedas pedir ayuda. Alguien que domine la materia puede ser de gran apoyo, ya sea un compañero, profesor, profesional del área o quién pueda facilitarte la información que necesitas.
    Otra opción a la que puedes optar si te ves agobiado y sin apoyo son los tutores presenciales, con los que tendrás tutorías personales y podrás estudiar con calma y con ayuda.
    Finalmente puedes escoger la opción de un preuniversitario, el cual no es obligación, pero muchos de los alumnos de enseñanza media optan por esta elección para sentirse obligados a estudiar, siendo un segundo colegio al cual deberás asistir.

Pon a prueba tus conocimientos con estos consejos y recuerda que no se juega la vida en la PSU. Es solo una prueba de razonamiento que evalúa habilidades cognitivas y modos de operación y métodos generales aplicados a la resolución de problemas asociados a los contenidos mínimos obligatorios (DEMRE, 2012). Por esto mismo, no existe una fórmula predeterminada para tener buenos resultados, si no que debes tener constante estudio y perseverancia desde el comienzo de enseñanza media y no esperar a las semanas antes de rendir la PSU.

¿Quieres estudiar y no sabes qué?
Conoce lo que la U. Finis Terrae tiene para ti

Compartir:

Temas similares: #, #, #

Llámanos!